miércoles, 16 de febrero de 2011

Pere Bessó traduce a Irene Gruss


LA CASA ESTÀ QUIETA

La casa està quieta.
Tanmateix l'aigua que baixa
d'algun canó trencat, obstinat,
acusa aqueixa pau
i la desment.
Només l'aigua que baixa
és prou per a saber que no hi ha silenci,
la quietud no és possible.



LA CASA ESTA QUIETA


La casa está quieta.
Sin embargo el agua que baja
de algún caño roto, obstinado,
acusa esa paz
y la desmiente.
Sólo el agua que baja
basta para saber que no hay silencio,
la quietud no es posible.

© Irene Gruss
Traducción al catalán Pere Bessó

3 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

que poesía tan cotidiana y extraordinaria, y gracias a Pere
por su trabajo
saludos
anahí Duzevich Bezoz

17 de septiembre de 2011, 14:27  
Blogger Pere Bessó ha dicho...

Saludos, Anahí.
Pere

13 de octubre de 2011, 15:34  
Anonymous cielah ha dicho...

Irene, me encanta tu poesía...del otro lado de las cosas. gracias!

18 de junio de 2012, 12:01  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal