martes, 30 de noviembre de 2010

Pere Bessó traduce a Adriana Valmayor


ONÍRICA VII

Audellum s’estranya quan en fregar-me amb un ala estic en la cuina de l’àvia sentint la canella i a panses mentre ella amassa el strudel damunt de la taula tèbia... l’avi entra amb les mans plenes d’anous verdes que dugué del fons i jo adore aqueixa sang negra de closca d’anou obrint-se per a cedir el seu cor daurat. Òbric els ulls i l’inefable deixà de ser-ho.


ONIRICA VII

Aveluz se extraña cuando al rozarme con un ala estoy en la cocina de la abuela oliendo a canela y a pasas mientras ella amasa el strudel sobre la mesa tibia ... el abuelo entra con las manos llenas de nueces verdes que trajo del fondo y yo adoro esa sangre negra de cáscara de nuez abriéndose para ceder su corazón dorado. Abro los ojos y lo inefable dejó de serlo.


© Adriana Valmayor
Traducción al catalán Pere Bessó

7 comentarios:

Blogger Nerina Thomas ha dicho...

Qué bello relato!!!Y cuán mas se luce con la traducción en Catalán.
Sigo enriqueciéndome con ambos!!
Felicitaciones a los dos.
Un cariño para ambos!!

30 de noviembre de 2010, 21:09  
Blogger Pere Bessó ha dicho...

Gracias, Nerina, por tu cariño hacia mi lengua.
Un beso.
Pere

7 de diciembre de 2010, 21:16  
Anonymous silvia loustau ha dicho...

Tu prosa poética me recuerda a algunas pinturas holadesas, con un especial color , donde los personajes parecen cobrar vida.
Cordialmente,

Silvia Loustau

8 de diciembre de 2010, 15:38  
Blogger deliteraturayalgomas-2 ha dicho...

Adriana, qué relato encantador y el Maestro lo enaltece.
Abrazos a los dos y al editor que hace posible estos enlaces.
Betty

9 de diciembre de 2010, 3:07  
Blogger Pere Bessó ha dicho...

Beso para ti, Betty.
Pere

11 de febrero de 2011, 5:31  
Anonymous Anónimo ha dicho...

La profunda huella de los que, privilegiados, hemos conocido y convivido con los abuelos. Sus hábitos y valores son nuestros blasones en este mundo sin... La letra se realza en este bello idioma que suena a ancestral y atávico. Mi cariño a ambos poetas. Isabel Krisch

17 de junio de 2012, 18:50  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Muy bello el trabajo de ambos!
Tu texto...huele rico y conmueve como ese fruto dorado de la nuez!
Aplausos a los dos
Montse Bertrán

17 de junio de 2012, 20:12  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal