domingo, 26 de septiembre de 2010

Pere Bessó traduce a Irene Gruss


genets de l'apocalipsi

No hi ha lloc per a la fugida, àngel
del desig.
Ells, que diuen que són fantasmes,
continuen fent mala art,
influeixen, ho fan bé,
destorben la fugida, àngel
del desig. Em corrompen.
On me n'anara, el sol o la pluja
m'acaçarien com un testimoni;
On em quedara,
ells,
que diuen que són fantasmes,
lliurarien cartes anònimes, desapassionades
o on la passió
ocupa un lloc antic, de pacotilla.
Ara, diuen,
el cel s'esquerda tant com
el terra,
la gent llig llibres tràgics,
somia amb planures que semblen deserts.
Ara, diuen, tot s'ha acabat.
I jo volia un lloc,
un toc
d'infantesa,
una frase vertadera.



jinetes del apocalipsis

No hay lugar para la huida, ángel
del deseo.
Ellos, que dicen que son fantasmas,
siguen haciendo malas artes,
influyen, lo hacen bien,
estorban la huida, ángel
del deseo. Me corrompen.
Adonde fuera, el sol o la lluvia
me perseguirían como un testigo;
adonde me quedara,
ellos,
que dicen que son fantasmas,
mandarían cartas anónimas, desapasionadas
o donde la pasión
ocupa un lugar antiguo, de pacotilla.
Ahora, dicen,
el cielo se resquebraja tanto como
el suelo,
la gente lee libros trágicos,
sueña con llanuras que parecen desiertos.
Ahora, dicen, todo ha terminado.
Y yo quería un lugar,
un toque
de infancia,
una frase verdadera.


© Irene Gruss
Traducción al catalán Pere Bessó

4 comentarios:

Blogger Pere Bessó ha dicho...

Como nadie te dejo nota hasta hoy, yo sí lo hago y me salto las excepciones que hagan falta...
Y de veras que lamento que nadie, nadie, nadie haya dejado veinte segundos de escritura...

Querida Irene Gruss, eres una poeta de las grandes. Sin más contemplaciones.

Un abrazo y mi admiración por tu oficio de poeta y valentía de mujer.

Un beso de trago largo.

Pere

7 de diciembre de 2010, 21:28  
Blogger Gustavo Tisocco ha dicho...

Querido amigo, acá no le han dejado pero en mispoetascontemporaneos le han dejado muchos comentarios a Irene, que no sé si los leyó.
Un abrazo Gus.

7 de diciembre de 2010, 21:33  
Blogger Pere Bessó ha dicho...

Gracias, Gus, por tu pericia
Es sólo que me extrañaba, pero menos mal (sólo era torpeza y miopía mía)
Pere

8 de diciembre de 2010, 20:32  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Pues entonces, si me permiten ambos poetas, quiero dejar mis saludos, mi admiración y la sensación que me dejó este poema: angustia de finitud, de que es verdad esto de que no hay/habrá ya lugar hacia dónde huir, que se perciben en el aire "ángeles con malas artes" que hacen y a veces lo logran, que el cielo y el suelo se resquebrajen como nuestras ilusiones, las de muchos...y que hace falta mucha, pero mucha pasión para seguir viviendo. Yo también, Irene, Peré, quería un lugar, un toque de infancia, de inocencia, una frase verdadera... tal vez de amor... Los abrazo a ambos. Isabel Krisch

17 de junio de 2012, 18:34  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal