jueves, 22 de mayo de 2008

Pere Bessó traduce a David Sorbille


Les respostes no esperen
que les preguntes es pronuncien
car són silencis els que aguaiten
que d’altres respostes es pronuncien
en l’infinit inapel·lable



Las respuestas no esperan
que las preguntas se pronuncien
pues son silencios los que aguardan
que otras respuestas se pronuncien
en el infinito inapelable

© David Sorbille
Traducción al catalán Pere Bessó

6 comentarios:

Blogger Maria Rosa ha dicho...

Leerte y releerte y en esta hermosa recreación de Pere ha sido una nueva experiencia placentera.
Aplausos y un cariño muy grande, David.
María Rosa León

23 de mayo de 2008, 3:41  
Anonymous Anónimo ha dicho...

en efecto, David, ese infinito insapelable que parece ser razón de la condición humana, y que con mucho sobrepasa la ley de la causalidad inherente al estímulo- respuesta...
Y es que somos más que lo apelable racional
mariajosepa

23 de mayo de 2008, 7:17  
Anonymous Anónimo ha dicho...

las heridas de la palabra, la rajadura del mármol, semejanza que hiela
maría josepa

28 de mayo de 2008, 4:58  
Anonymous Anónimo ha dicho...

silencios ad infinitum por toda respuesta, ésa es una manera de leer nuestra condena
maría josepa

28 de mayo de 2008, 5:02  
Anonymous Anónimo ha dicho...

David Antonio Sorbille dijo...
Estoy muy agradecido por vuestras líneas de afecto y estimulo.

15 de febrero de 2009, 12:00  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Es la primera vez que leo estas palabras. Pensamientos y sentimientos al servicio de la poesía. Un abrazo querido David. Miguel Madrid

31 de julio de 2010, 13:56  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal