martes, 20 de mayo de 2008

Pere Bessó traduce a Cristina Pizarro


GAUDI

Per què cobria el meu rostre amb un vel
i el pit
amb les branques.
Per què restava en una galeria de
fantasmes
i sense llunes.

Ara
torne a la revelació de l’ametista
i mentre travesse cada cruïlla
per a descobrir l’artifici,
cale foc de bell nou
i en les branques d’or
de la cerimònia
encerte el nom
il·luminat per estranys signes,

i alce l’àmfora amb la meua ofrena recòndita.



Júbilo

Por qué cubría mi rostro con un velo
y el pecho
con las ramas.
Por qué permanecía en una galería de
fantasmas
y sin lunas.

Ahora
retorno a la revelación de la amatista
y mientras atravieso cada encrucijada
para descubrir el artificio,
vuelvo a encender la lumbre
y en las ramas de oro
de la ceremonia
acierto con el nombre
iluminado por extraños signos,
y elevo el ánfora con mi ofrenda recóndita.

© Cristina Pizarro
Traducción al catalán Pere Bessó

3 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

Me conmovió tu poema, Cristina, como la primera vez que lo leí.
Tiene toda la belleza y la magia de ese entorno y la factura perfecta que es habitual en tu poesía.
Un beso grande y mi admiración
Bellísima recreación de Pere.
María Rosa León

21 de mayo de 2008, 2:12  
Anonymous Anónimo ha dicho...

magia, magia, magia
la revelación de la amatista, el lapidario medieval que nos ofrece frente al canto del cisne del ópalo, piedras, sutiles y fervientes piedras en la liturgia de Cristina Pizarro
mariajosepa

23 de mayo de 2008, 4:59  
Anonymous Anónimo ha dicho...

la ofrenda del ánfora recóndita, como una prez, la salmodia del poema reconvertido en liturgia del deseo...
No cabe lectura psicoanalítica para que se manifieste el símbolo de la sexualidad femenina, tan próximo al cántaro del erotismo clásico
maría josepa

23 de mayo de 2008, 7:20  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal