viernes, 6 de junio de 2008

Pere Bessó traduce a Mirta Urdiroz


Per què

Per què em somià Vosté
amb capell
com una pintura
de Chagall
quan jo només pensava

que el joc era oblidar
Per què aparegué Senyor
Per què
tornar a somiar




PER QUÈ…

Por qué me soñó Usted
con sombrero
como una pintura
de Chagall
cuando yo sólo pensaba
que el juego era olvidar
Por qué apareció Señor
Por qué
volver a soñar

Mirta urdiroz
Traducción al catalán Pere Bessó

6 comentarios:

Blogger liliana varela ha dicho...

Reitero mi tristeza.
Liliana

6 de junio de 2008, 19:43  
Anonymous Anónimo ha dicho...

caro amigo pere bezzó^ é um prazer achar as pessoas agindo correctamente^^ mirta e você^^^ muito alegre demais acha trabalho de thid em tal dia triste em que mirta deixou-nos^^^
obrigada e búhamente^^^
m.e.

6 de junio de 2008, 20:13  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Bella recreación de ese hermoso poema de Mirta. Ella tuvo la particularidad de cultivar ese bajo perfil y esos poemas breves pero tan profundos, fueron la expresión de su humildad.
Gracias a Gus por este homenaje y a Pere por recrearlo.

María Rosa León

6 de junio de 2008, 21:21  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Hace apenas un año conocí emiliarmente a Mirtos y Lirios (así es como yo le escribía y a ella le encantaba el regusto gongorino con que, a modo de mimo, aromaba su gémina onomática), y tan sólo poseo, ahora que marchó, unos correos y varios poemas que le traduje al catalán y ella tuvo la estima de colocar en su blog personal. De la delicadeza de su poesía y el tono intimista ya se está hablando entre amigos y contertulios. Esas cosas las leí, desde el principio de nuestro encuentro literario, en los comentarios de las páginas amigas de Anibal Jorge Sciorra y de Gus. Yo sólo quiero insistir en cómo el poema que traduje -y ahora reparece de nuevo por cortesía del amigo- me encandiló. Chagall, el amor como filtro onírico y, claro, el sombrero. Bretón hubiera escogido el paraguas, ay, la magia surrealista de los objetos en su contexto de azar...
Anpche volví a buscarla, a leerlos, y me prendieron de nuevo. Hay magia en la pregunta -y aceptación- que hace Mirta. Y un Señor, tan ambiguo, sacro y laico, divino y humano, que deja entre la duda, el resuello y el alborozo.
Mirtos y Lirios nos ha dejado para deleite y reacomodo del espíritu la difícil sencillez de su poesía abierta a los últimos peldaños del sentido.
El mejor homenaje es leerla. Y yo seguiré traduciéndola, una manera certera de tenerla cerca.
Sin duda, si existe un Parnaso, allá estará Ella, entre las grandes. Y la hermana Safo habrá sido la primera en acogerla.
Pere Bessó

7 de junio de 2008, 7:11  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Adhiero una vez más al merecido homenaje de Pere y de Gus.
Reitero mis condolencias a familiares y amigos.

Elisa Dejistani

7 de junio de 2008, 13:43  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Mirta habrá entrado en el Parnaso, como tú dices, Pere, en "el carro de murtra" que saben hacer las diosas de la albufera valenciana, al seguir de tus traducciones de esa delicada poetisa
mariajosepa

10 de junio de 2008, 8:18  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal