martes, 25 de agosto de 2009

Pere Bessó traduce a Emilce Strucchi


De silenci, ni parlar-ne

hui traspunta l’Hivern
i jo no me n’adoní
però Frida
accepta els seus visitants
per a celebrar-se de bell nou

quina rebel·lió-follia
causà la retallada
pintadora
tan senyora envejable
del seu espill tafaner,
tallada a la meitat
de ferros-bisturí
d’amputada, la gossa
sort tingué en enamorar-se
de sola
de neus
i d’ales

de l’hivern, ni parlar-ne

per l’esquerda del placard irromp un traç gelat
insòlit
lluent,
i ella pintà desabrigada
en la seua revolució

quina follia endur-se a caminar
-sense ales ni tapaboques-
amb penenidora cama,
mentre que jo done batalla entre mànegues i pells
embolcallada en els símbols, cànons
que el temps deteriora
en tuls-paradigmes-putrefactes

les meues palpebres gotegen
(violats pervertits)
un sobretot paternal
que no se’n compadeix
i una llúdria materna
imprudent rovellada
que obstrueix el meu nas
i jo potege l’aire
i m’atropella
xiulant-me
amb el seu xiuxiueig sòrdid
i aspre
de fragments foscos
d’escorxadors panys
que no dic o no vull

del silenci,
ni parlar-ne.







De silencio ni hablar


hoy se aparece Invierno
y yo no me di cuenta
pero Frida
acepta a sus visitantes
para celebrarse otra vez

qué rebelión-locura
causó la cercenada
pintadora
tan señora envidiable
de su espejo fisgón,
tajada a la mitad
de hierros-bisturí
de amputada, la perra
suerte tuvo al enamorarse
de sola
de nieves
y de alas

del invierno ni hablar

por la rendija del placard irrumpe un trazo helado
insólito
luciente,
y ella pintó desabrigada
en su revolución

qué locura llevarse a caminar
-sin alas ni bufanda-
con penitente pierna,
mientras yo doy batalla entre mangas y pieles
enredada en los símbolos, cánones
que el tiempo deteriora
en tules-paradigmas-putrefactos

mis párpados gotean
(violados pervertidos)
un sobretodo paternal
que no se compadece
y una nutria materna
imprudente enmohecida
que obstruye a mi nariz
y yo pateo el aire
y me atropella
silbándome
con su murmullo sórdido
y áspero
de fragmentos oscuros
de matarifes paños
que no digo o no quiero

del silencio
ni hablar.


© Emilce Strucchi
Traducción al catalán Pere Bessó

3 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

Del silencio ni hablar, de la belleza de tu poema, sí.
Aplausos, Emilce para vos y para la bella recreación de Pere.
Un beso grande para ambos
María Rosa León

1 de octubre de 2009, 9:18  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Del silencio ni hablar. De la belleza de tu poema, sí, Emilce.
Muy bella también la recreación de Pere.
Aplausos y un beso grande para ambos
María Rosa León

1 de octubre de 2009, 9:22  
Blogger Pere Bessó ha dicho...

Gracias, desde siempre, amiga Rosa.
Pere

18 de febrero de 2010, 13:20  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal